Hojas de Reclamaciones:

La Ley 11/1998, de 5 de diciembre, para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de Castilla y León prevé, entre sus objetivos, el fomento de procedimientos eficaces para la protección y defensa de los derechos de los consumidores y usuarios en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León.

Con este fin, se aprueba el Decreto 109/2004, de 14 de octubre, que regula las Hojas de Reclamaciones de los Consumidores y Usuarios, derogando el anterior Decreto 59/97, que contenía la regulación referente a dicha materia.

El citado Decreto obliga a las personas físicas o jurídicas, titulares de empresas, establecimientos o profesionales, que comercialicen bienes, productos o presten servicios directamente a los consumidores y usuarios en el territorio de Castilla y León, a excepción de las actividades, empresas, establecimientos o profesionales expresamente excluidos del ámbito de aplicación del Decreto. Tales exclusiones hacen referencia a sevicios públicos prestados directamente por las Administraciones Públicas, los espectáculos públicos, las actividades recreativas, las empresas, establecimientos o profesionales que comercialicen bienes o presten servicios que estén obligados a disponer de las Hojas de Reclamaciones en virtud de normativa sectorial propia y los profesionales colegiados.

Los establecimientos obligados deberán contar con Hojas de Reclamaciones a disposición de los consumidores y usuarios, así como informar a los mismos de su existencia. Tanto el cartel informativo como las citadas Hojas se redactarán en castellano y en inglés y se ajustarán a los modelos previstos en el Decreto 109/2004. (BOCyL 20/10/2004), siendo editados por la Administración de la Comunidad de Castilla y León.

Las nuevas Hojas de Reclamaciones son gratuitas, estando a disposición de los interesados en las Sección de Consumo del Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social.



    
  Twitter